Consumidores se unen para que implementen etiquetado claro

El sector empresarial en México en conjunto con consumidores advirtieron que presentarán amparos, además de recurrir a instancias internacionales ante la Norma Oficial Mexicana (NOM) del etiquetado para alimentos y bebidas. 

El gremio señaló que las etiquetas resultan confusas y que traerán un impacto negativo para la industria de unos seis mil millones de pesos.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, se dijo preocupado por la modificación de la NOM 051, y llamó al diálogo para “dar marcha atrás a la norma que resulta mucha más agresiva que la utilizada en Chile”.

En conferencia de prensa, Salazar Lomelín explicó que durante meses se llevaron a cabo mesas de trabajo y se propusieron alternativas para la modificación de la NOM que luchará contra la pandemia del sobrepeso y la obesidad, sin embargo, las propuestas del sector privado «fueron ignoradas por la autoridad». 

Los empresarios del país propusieron tres puntos; primero, que el etiquetado orientará al consumidor; segundo, «incentivar a la industria con cambios en sus formulaciones que permitieran ofrecerle a los consumidores productos con menos contenido de grasa y menos contenido de sodio y de azúcares».

Y con su tercera propuesta trataron de «convencer a la autoridad de un programa integral, en donde cambiáramos los hábitos de los mexicanos y tratáramos de movilizar a los mexicanos».

Por su parte, Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), lamentó a su vez que el trabajo realizado por varias semanas, basado en evidencia científica, quedó de lado de parte de los legisladores y la autoridad.

“Lamentablemente en ningún país se ha comprobado que las medidas como las que se buscan aplicar en México hayan tenido resultados comprobables para disminuir el sobrepeso y la obesidad, ni han bajado ni un gramo por el etiquetado» dijo.

Además, el dirigente cuestionó que los impuestos aplicados en esta materia no se han usado para combatir la problemática.

«Hemos aportado más de 120 mil millones de pesos del IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios) junto con la sociedad, y no se ha utilizado el dinero en campañas, no fue tomado en cuenta nada, ésto fue realmente una imposición, una rudeza innecesaria y también no creemos que ésto solucione el problema, no hay evidencias de que en los países donde se han utilizado estas medidas tengan buenos resultados», dijo.

Destacó el sector empresarial está a favor de la salud de los mexicanos, de reformular alimentos y bebidas para contrarrestar con ello el sobrepeso y la obesidad.  

 «En la última reunión fue muy triste cuando a la autoridad le dijimos ‘vamos a reformular’, y ellos dijeron ‘no, lo que realmente nos interesa es que desaparezca la industria de procesados’; imagínense nada más».

Mientras que Bosco de la Vega Valladolid, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), indicó que de prosperar el nuevo etiquetado no contribuirá a una disminución del consumo de calorías.

El dirigente invitó a la autoridad a dar certidumbre a la inversión, porque «la NOM 051 afectará la producción y el empleo del sector primario, ésto debido a la minusvalía en la demanda de alimentos procesados, generará más merma en los alimentos que al día de hoy es de 30 por ciento».

Aprovechó para afirmar que la nueva norma que entraría en vigor una vez que se publique en el Diario Oficial «satanizará los alimentos, lo que será parcialmente compensado con los alimentos informales y que van a ir sin etiquetado, lo que impactará seriamente a la salud».

Argumentó que esto «será un serio obstáculo para la formación y creación de empresas agroalimentarias y dificultará regularizar a los productores y comercializadores informales y ahí es donde viene el efecto, donde las cadenas de valor se verán perjudicadas».

Por el momento, precisó, lo que se busca es continuar el diálogo con las autoridades, con la confianza de que los representantes del sector privado serán escuchados.

Advirtieron, que de ser necesario, los equipos legales del sector privado analizan las medidas que se podrían interponer, incluso recurrir a organismos internacionales.

El domingo se informó que los Comités Consultivos Nacional de Normalización de la Secretaría de Economía y el de Regulación y Fomento Sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobaron la modificación a la NOM-051 sobre el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados.

De acuerdo con las autoridades, la norma permitirá al consumidor identificar los productos con exceso de nutrientes asociados a sobrepeso y obesidad como azúcares, grasas saturadas, sodio y calorías.

Sin embargo hay diversas voces en contra de la aprobación de la nueva norma.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados