En México, los consumidores prefieren comer fuera de casa

El consumo de alimentos y bebidas fuera del hogar se ha incrementado 9.9% en México, de acuerdo con un estudio elaborado por la consultora Kantar.

Los mexicanos gustan de disfrutar los snacks en cualquier lugar porque esto significa poder utilizar su dinero en el antojo que se tenga al momento. El gasto promedio que realizan en bebidas no alcohólicas y refrigerios es de 2 mil 366 pesos, y en el top de preferencias se encuentran las bebidas refrescantes, con 45% del total; así como helados, pan dulce y chocolates, que se comen más fuera que dentro de casa.

Además, el sondeo arrojó que la comida fuera del hogar tiene que disfrutarse, pues la mayor parte de encuestados que consumen alimentos y bebidas en la calle o cerca de sus lugares de trabajo lo hacen por gusto, mientras que la comida preparada en casa se hace principalmente por hábito, conveniencia o salud, reportó la firma.

A diferencia del consumo en casa, el que se hace afuera representa un gasto individual, por lo que hay un poder de decisión sobre las preferencias alimenticias que en el hogar suelen decidirse a través de la figura de la ama de casa que es quién decide qué cocinar, señaló Mariana Cruz, directiva de la división Worldpanel de Kantar México.

El informé reveló que las mujeres prefieren snacks dulces para matar el hambre o pasar el rato con alguien, ya que gastan más en categorías como helados, gelatinas, flanes, natillas y chocolates. Además, son quienes compran más alimentos para compartir a otras personas.

A nivel mundial, los datos obtenidos de otros países como Brasil, China, Francia, Indonesia, Portugal, España, Tailandia, Reino Unido y Vietnam, arrojaron que la tendencia por el consumo de alimentos y bebidas fuera del hogar está ganando terreno.

La cultura del café está en boom, incrementando considerablemente las ganancias para esta industria, que representa 80% del gasto en bebidas calientes en todo el mundo. Reino Unido encabeza la lista de naciones amantes de esta bebida, pues la compra de café de especialidad tuvo un incremento de 12 puntos porcentuales de 2017 a 2019, y los británicos están dispuestos a pagar precios mucho más elevados para disfrutar de una buena taza.

En tanto, la comida para llevar y bebidas calientes significa 12.3% del gasto total del consumo fuera de casa en Francia y España, países en los que una persona gasta en promedio de 15 a 17 euros por pedido (unos 367 pesos).

Con información de El Universal

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados