¿Tienes Mal del Puerco?… Mira cómo combatirlo.

Ciudad de México.- ¿Alguna vez has tenido el famoso ‘Mal del Puerco’? Este se debe a que tu sistema digestivo está procesando una comida rica en grasas y aminoácidos con ayuda de mecanismos hormonales. “Hay liberación de hormonas que facilitan a su vez liberación de enzimas; por ejemplo, la colecistocinina que se libera a nivel del duodeno, en respuesta a una comida rica en grasas y aminoácidos”, indica la doctora Luz Navarro, del departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la UNAM, en una publicación de esta universidad. Si en tu hora de comida sientes que comiste mucho o realmente lo hiciste y ahora luchas por mantenerte despierto y con energía, mira lo que recomiendan los expertos para combatirlo.

Según la experta, la liberación de enzimas pancreáticas ayudan a digerir las grasas y proteínas entre otras cosas, además de que facilita la salida de bilis.

Mientras que “una comida rica en azúcares facilita que haya más disponibilidad de triptófano, uno de los aminoácidos requeridos, por ejemplo, para la síntesis de serotonina y melatonina”.

Aquí te mostramos algunas recomendaciones para expulsar ese Mal del Puerco:

-Tomar café inmediatamente después de la comida, ya que la cafeína produce un efecto de alerta en tu cuerpo, aunque se recomienda evitar el azúcar.

-Caminar un poco después de comer.

-Exponerse a la luz.

-Tratar de comer de forma balanceada a la cantidad de ejercicio que realizas. (considerar el ejercicio como parte de la vida diaria)

-Dormir adecuadamente, al menos ocho horas.

-Hacer más actividad física. Aquí algunos ejercicios que puedes hacer en la oficina, de acuerdo con las recomendaciones de Sabage Training, profesionales dedicados al rendimiento deportivo, así como de Red Bull Fitness.

Simple y sencillo como se ve, este ejercicio va enviar buena cantidad de sangre a tus piernas, estimulando la circulación, trabajando las piernas, abdomen y espalda baja, además genera conciencia sobre tu postura al sentarte.

Dobla las rodillas a noventa grados y pegada la espalda a la pared, sostén esta posición durante 15 a 30 segundos según tu condición, descansa al menos 45 a 60 segundos, repite de tres a cinco veces.

Este ejercicio ayudará a los movimientos de tu intestino para estimular tu digestión.

Siéntate en la orilla de tu silla, con la espalda a 45 grados, y las piernas extendidas, levántalas a la altura y cerca de tu pecho. Realiza de dos a cuatro series de 10 a 15 repeticiones, descansa 45 a 60 segundos.

Este ejercicio bombeará sangre a todo tu cuerpo.

Coloca las manos en tu silla como si realizaras una lagartija, y después acerca tu rodilla a tu abdomen como si estuvieras escalando, repite con la pierna izquierda y luego con la derecha, puedes hacer tres a cinco series de 15 a 30 repeticiones, descansa 45 a 60 segundos.

Con información de: EL FINANCIERO ]]>

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados