Gobierno subasta 62 vehículos confiscados

El objetivo de la subasta era la recaudación de 30 millones de pesos, los cuales serán destinados para dos de los municipios más pobres de Oaxaca.

Tan sólo 62 de los 82 vehículos subastados por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) fueron vendidos durante una subasta celebrada en el recinto cultural de Los Pinos. A las 12:20 del mediodía de este domingo se dio el martillazo inicial de la subasta en la cual asistieron alrededor de 800 personas, cifra que superó a la subasta de Santa Lucía en febrero.

El precio más alto recaudado fue el de una camioneta Shelby que alcanzó el precio de un millón 900 mil pesos, seguido de un Lamborghini Murciélago vendido por un millón 775 mil pesos.

“Me lleve el coche más exótico, ahora voy a arreglarlo para venderlo. Me tardaré como dos años en poderlo restaurar, por lo que estaré pidiendo un crédito para arreglar, pero este es mi negocio”, dijo Roberto López, comprador del Lamborghini Murciélago.

Por otro lado, dos camionetas Suburban 2013 de Chevrolet (blindadas) también obtuvieron nuevo dueño: la primera de éstas en un millón 116 mil pesos y la otra en 878 mil 400 pesos, puesto que los seis vehículos restantes (con las mismas características) no interesaron a los postores.

Los 28 mdp recaudados se destinarán a dos de los municipios más pobres del estado de Oaxaca: Santos Reyes Yucuná y Santa María, donde el 100% de su población vive en pobreza y carencias sociales.

El director general del SAE, Ricardo Rodríguez, destacó que la subasta fue histórica por el lugar donde fue hecha y por el número de asistentes.

Comentó también que esta subasta será la primera bajo el nombre del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, en el cual se transformará el SAE una vez que se apruebe su marco legal.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados