El TPP-11 y el enorme riesgo de precipitarse

Es inminente que este miércoles el Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP-11) será ratificado en comisiones del Senado, y solo faltaría que fuera avalado por el Pleno para que entre en vigor, a pesar de las voces de precaución que se han pronunciado desde distintos campos del sector industrial.

Si bien los sectores productivos que se han integrado a la discusión pública de ese acuerdo no se oponen a la apertura comercial, sí han señalado en múltiples ocasiones y foros la importancia de estudiarlo a fondo para eliminar los factores que ponen en riesgo a la industria mexicana, así como a los consumidores del mercado interno.

Luis Gerardo González, presidente de la Cámara de la Industria del Calzado de Guanajuato (CICEG) explicó que muchos de los legisladores que han votado por el tratado solamente cuentan con la información macroeconómica que ha distribuido la Secretaría de Economía, y que para tomar una decisión equilibrada es necesario que escuchen las voces del sector productivo.

Hasta el momento, las industrias de la moda –textil, calzado, marroquinería y vestido– no han sido consultadas sobre su valoración hacia el TPP-11, aunque serán uno de los sectores más sensibles, ya que a través de ese Acuerdo, por ejemplo, en cuatro o cinco años se duplicará la importación de calzado proveniente de Vietnam, producido con baja calidad y en condiciones inequitativas frente a los fabricantes mexicanos.

De acuerdo con un análisis de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), que preside José Cohen Sitton, en prendas confeccionadas las importaciones podrían incrementarse hasta 36% y en textiles hasta 20%.

De ahí que Francisco Cervantes, líder de Concamin, ha pedido a los legisladores un análisis más profundo para encontrar oportunidades para México en el TPP-11 que realmente beneficien a México.

Abrirle la puerta a Asia para que compita con los productores mexicanos en desigualdad de condiciones es generar un riesgo a toda la economía del país, tanto de los fabricantes como de los consumidores que verán inundarse el mercado de productos de baja calidad.

Tan solo la industria del sector textil y vestido estima una pérdida de más de 121 mil empleos formales por el impacto del acuerdo.

Las razones del Senado

Los legisladores de las Comisiones del Senado que se han encargado del análisis alrededor del TPP-11 han comentado en espacios públicos que no consideran que el acuerdo comercial afecte a los sectores textil-confección y cuero-calzado, ya que afirman que se les darán suficientes espacios de ajuste para nivelar la competencia.

Se refieren a que se establecieron periodos de preparación para la industria mexicana. En el caso de prendas de vestir provenientes de Vietnam, por ejemplo, se estableció un plazo de 16 años antes de desgravarlas.

Sucede algo parecido con el calzado que entrará también desde Vietnam y Malasia, que verá pasar 13 años antes de contar con beneficios impositivos. No obstante, todavía es necesario que los empresarios y especialistas del sector expongan si este tiempo es suficiente para alcanzar los niveles requeridos para una competencia en igualdad de condiciones.

Hay otro elemento considerado para fortalecer la industria mexicana y se llama “De hilo en adelante”. Son reglas de origen que establece que las prendas de vestir, telas y zapatos que provengan de países incluidos en el TPP-11 y especialmente los asiáticos deben tener cierto porcentaje de fibras mexicanas en la pieza, con la idea de generar nuevas cadenas de suministro y exportación para todos los fabricantes.

De igual manera es necesario que el ala productiva de la fabricación nacional analice y discuta los porcentajes de las reglas de origen

Además habrá programas de supervisión internacional y de cooperación aduanera para el cumplimiento de los acuerdos contenidos en este tratado comercial que incluye a  Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados