Primero el desbasto y ahora el gasolinazo

 

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador reconoció que hubo un gasolinazo, prometió que ya no iba a ver más altas.

“Yo tengo un compromiso que se va a cumplir, no va a subir la gasolina, ni la luz, ni el diésel en términos reales y si se da esto estamos esperando para hacer un ajuste” mencionó el mandatario.

A su vez dijo que a mitad de su sexenio, los precios de gasolina comenzarán a bajar.

Uno de los estados con mayor problemática es Yucatán, ya que sus pobladores han tenido que hacer “ajustes” a su economía, pero para ellos se les hace muy pesado pagar más por la gasolina, ya que su rutina diaria les obliga a comprar más combustible durante la semana.

De igual manera los empleados que trabajan con vehículos, sus empresas dijeron que han llegado a implementar que sólo un vehículo será el que salga a circulación.

Otro de los estados que han presentado una alta de gasolina es Baja California Sur, con un precio que va de $20.00 a los $20.70.

Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), señaló que la distribución de gasolinas y diésel por pipas es 14 veces más cara en comparación al transporte por ductos.

Los combustibles están subiendo también por el incremento del costo en el IEPS que se dio desde el 1 de enero pasado, que fue de 22 centavos para la gasolina Magna, y 18 centavos para la Premium.

Por su parte las cifras de la Comisión Reguladora de Energía indican que el aumento promedio en el país, tanto de Magna como de Premium, fue de entre 73 y 31 centavos por litro, entre el siete y 21 de febrero. En el diésel, el aumento ha sido de 59 centavos.

 

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados