Con 10 dólares, Amazon “sobornará” a suscriptores para ceder datos personales

Durante su celebración, la compañía de Jeff Bezos tiene más que ofrecer que solo buenas ofertas. Reuters reporta que Amazon ha empezado a ofrecer 10 dólares a sus suscriptores Prime en Estados Unidos (EEUU). Esto, con la condición de rastrear sus prácticas de navegación fuera del sitio oficial de su plataforma retail online. La “promoción” estaría disponible solo durante las menos de 24 horas restantes del Prime Day.

Esta oferta funcionaría mediante Amazon Assistant. El software es una extensión para navegadores web que compara los productos en la plataforma de Jeff Bezos con la oferta de rivales como Walmart y Target. Como parte del trato, los usuarios dejarían a la empresa ecommerce detectar qué páginas visitan fuera de su propio sitio web. Asimismo, recolectaría información de contenidos e hipervínculos para mejorar sus propios servicios de marketing.

Amazon no es la única que se ha ofrecido a pagar al público a cambio de su información. En junio, Facebook lanzó una nueva app para recolectar datos de uso móvil a cambio de pequeñas recompensas. Y desde hace años que Google tiene sus servicios Surveys y Rewards que tienen una lógica muy similar. Incluso empresas como WeChat llegaron a proponer sistemas de recompensas a cambio de insights personales desde 2016.

Utilizar su tecnología para espiar rivales es parte de la vieja estrategia de Jeff Bezos. Su sitio web constantemente recopila información de los usuarios. Específicamente, sobre sus necesidades y preocupaciones comerciales. Estos datos los utiliza para mejorar su propia oferta de productos, a través de marcas como Amazon Basics. Recopilar estos insights directamente de las plataformas de sus rivales es solo la expansión natural de este sistema.

Pero Amazon no solo está aprovechándose de los datos de sus rivales. Con esta “promoción”, también atiende las preocupaciones de público y reguladores sobre la invasión ilegal de privacidad. Con un simple pago de 10 dólares, puede relajar las tensiones y continuar minando los datos de sus usuarios que son tan fundamentales para su negocio.

El único fallo serían las posibles acusaciones por prácticas anti-competitivas. Incluso si no es ilegal, utilizar a los usuarios para “espiar” a sus rivales suena como una estrategia temeraria. Y siendo que Amazon ya está bajo la lupa de algunos reguladores, es muy probable que sus técnicas alcen más de una ceja a escala global.

Con información de Merca2.0

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados