Las mujeres mexicanas tienen mejores posibilidades de un buen retiro

Las mujeres mexicanas tienen un rol cada vez más importante dentro de las organizaciones, ya que se han incorporado con fuerza en el mercado laboral, donde acceden a puestos estratégicos y sus objetivos profesionales y financieros se encuentran dentro de los primeros lugares en la lista de prioridades.

Esto se debe al esfuerzo que han realizado a lo largo de los últimos años grupos que luchan porque se valore la labor de miles de mexicanas que trabajan, pues aunque representan la mayor parte de la población, tienen una menor participación que los hombres dentro de la actividad económica formal, lo que significa una gran pérdida de potencial, de acuerdo con la empresa de soluciones financieras Principal.

A pesar de ello, las mujeres se están consolidando como un músculo en la organización laboral del país, lo que se refleja en el porcentaje de trabajadoras que tendrán acceso a una pensión cuando decidan retirarse. En México, 41% de cuentas individuales registradas en las Administradoras de Ahorro para el Retiro (Afore) pertenecen a personas del sexo femenino, de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Las Afore son una caja de seguridad para vivir una vejez digna y sin preocupaciones, y las mujeres se están anticipando a la tercera edad, pues 60% ha comenzado a ahorrar antes de los 40 años. Sin embargo, en la mayoría de los casos el ahorro no llega a 50 mil pesos, y sólo 6% destina un ahorro voluntario a la cuenta, mientras que únicamente 30% realiza retiros totales.

El ahorro es fundamental para cumplir con alguna meta financiera. La Consar establece que existen diferentes tipos de ahorro que se adecúan al estilo de vida de cada mujer: el ahorro a corto plazo, con un plazo de dos meses a partir de comenzar a ahorrar para disponer del dinero; el de mediano plazo, que debe permanecer en la cuenta por un mínimo de cinco meses; y el de largo plazo, que puede retirarse a partir de los 65 años de edad.

Además, la domiciliación electrónica es mucha ayuda para lograr un ahorro para la vida después del retiro. Con esta opción se hacen descuentos automáticos de 100 a 500 pesos a cualquier cuenta vinculada a una tarjeta de crédito.

También están las tiendas de conveniencia como 7-Eleven, Circulo K, Extra y Telecomm en las que se pueden depositar desde 500 pesos a las cuentas individuales.

En tanto, la app AforeMóvil –que en la actualidad es utilizada sólo por 33% de mujeres con Afore– permite hacer aportaciones voluntarias desde el celular estableciendo un monto y lapso para ahorrar ingresando los datos de la tarjeta, o bien, se pueden generar códigos de barras para hacer pagos en efectivo.

«Todos los involucrados deberemos diseñar mecanismos que les permitan abrir cuentas individuales de ahorro para su retiro muy fácilmente, con el fin de que vayan construyendo un patrimonio pensionario que les permita mejorar su calidad de vida en la vejez», señala la Consar.

Con información de El Universal

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados