Riesgo de juguetes con plomo y sustancias tóxicas

Algunos juguetes pueden contener sustancias tóxicas, así que ten mucho cuidado si vas a elegir algún regalo para algún niño o niña. Claro, la recomendación también va para los Reyes Magos.

Los regalos podrían presentar un riesgo si contiene plomo, el cual se emplea en algunos productos para mejorar pinturas y pigmentos; sin embargo, este metal no se ve a simple vista y tampoco tiene olor.

Generalmente, los juguetes son fabricados de manera que no sean peligrosos para los niños, no obstante, existen ocasiones en las que pueden ser un riesgo sanitario cuando son fabricados con sustancias perjudiciales para la salud de los menores o cuando éstos no son los adecuados para su edad.

De acuerdo con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), los menores pueden tener contacto con sustancias tóxicas como el plomo cuando chupan o ingieren éste, al inhalar un olor fuerte que éste despida o por la sola irritación.

La Cofepris señaló que «el plomo tiene graves consecuencias en la salud de los niños. Si el grado de exposición es elevado, ataca al cerebro y al sistema nervioso central».

Es recomendable que para niños menores de tres años hay que ser precavido, ya que a esas edades suelen llevarse los juguetes a la boca o las manos después de haber jugado con éstos, por ello, es indispensable comprar juguetes que estén de acuerdo a su edad.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Cofepris recomiendan no comprar juguetes que no tengan etiquetas informativas que especifiquen las medidas preventivas y que no garanticen la calidad.

Para las niñas y niños menores de 5 años, recomiendan evitar los plásticos de PVC y comprar aquellos que estén fabricados con madera o tela.

También se recomienda verificar que el menor no tenga irritaciones en la piel cuando juegue con éstos y que no dejen residuos de pintura o de cualquier otro tipo en sus manos.

Se recomienda no adquirir juguetes de dudosa procedencia o aquellos que se comercializan en el mercado informal. No compres juguetes pirata, pues no se fabrican bajo ninguna norma de calidad, lo que puede poner en riesgo la salud y seguridad de niñas y niños.

Revisa que los juguetes no presenten orillas filosas o rebabas y cerciórate que incluya el certificado de garantía dentro del empaque y no olvides sellarla en la tienda al realizar la compra.

La Procuraduría Federal del Consumidor informó que las armas de juguete que parezcan reales serán inmovilizadas del mercado, por lo que recomendó no regalar este tipo de artículos a los niños.

Para la temporada de Reyes Magos las armas nos son regalos recomendados para los niños, ya que promueven la violencia.

Considera que cada tipo de juguete estimula un aspecto especial de su crecimiento. Por ejemplo, los juguetes educativos desarrollan la creatividad, imaginación, capacidad de concentración y la memoria, en tanto que las bicis, patinetas y patines estimulan su capacidad motriz.

Un buen juguete debe ser seguro, duradero y resistente, cómodo de usar, atractivo tanto en su aspecto como en su propuesta lúdica, así como tener una concepción pedagógica y ser divertido.

Con información de Animal Político

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados